José Luis Acosta presidente SGAE

Una página más anónima denominada Dignidad Autoral ha hecho público a través de Facebook un manifiesto en el que pide al presidente de la SGAE, José Luis Acosta, que dimita de su cargo. Según el documento, «hemos llegado a un punto de insostenibilidad» y «han demostrado una y otra vez que no les importa nada el futuro de los derechos de autor, pero aún menos, si se trata de derechos musicales».

Aunque ACAM no suele hacerse eco de ninguna manifestación anónima, puesto que entendemos que la representación autoral debe hacerse a cara descubierta, como lleva haciendo esta asociación desde hace 20 años, hemos creído conveniente compartir este enlace al perfil anónimo que se denomina Dignidad Autoral.

ACAM sigue entendiendo la gestión de los derechos de los autores como una actividad a realizar de manera pública y con nombres propios que se hagan responsables de sus manifestaciones. En los últimos años, tras la entrada de la Guardia Civil en la sede de SGAE en 2011, han proliferado numerosos perfiles anónimos tanto en redes sociales, y ACAM nunca se ha hecho eco de esas manifestaciones anónimas.

El manifiesto de Dignidad Autoral recoge que «estamos hartos de su fatídica y nefasta gestión», en referencia a Acosta, y que «la inútil gestión realizada por ustedes ya a lo largo de cuatro largos e insufribles años no se puede prolongar». Asimismo, destaca el documento que «el socio ya se lo manifestó en las últimas dos Asambleas y no va a estar ya dispuesto a aguantar difamación, argumentos vacíos y más promesas incumplidas».

A continuación, se reproduce el texto del manifiesto íntegro. 

MANIFIESTO

“Reclamamos y exigimos la dignidad perdida” 

Solo ahora, que vemos cada vez más complicada y difícil la posibilidad de recuperación de nuestra entidad de gestión de derechos de autor SGAE, alzamos la voz por primera vez, para manifestar nuestra mayor indignación por esta gestión ejercida en los últimos tiempos bajo el control y presidencia audiovisual y editorial, que reiteradamente nos han impuesto ya en dos ocasiones. Hemos sido muy pacientes, pero hemos llegado a un punto de insostenibilidad, y aunque siempre hemos confiado en que al final pudieran tener la objetividad necesaria que, aunque con dificultades, pudiera haber reconducido y reorientado la gestión, para llevar la nave a buen puerto, han demostrado una y otra vez que no les importa nada el futuro de los derechos de autor, pero aún menos, si se trata de derechos musicales.

       Los grandes y pequeños autores de este país, todos,  ya están cansados de Ud. Sr. Acosta:

*Pablo Alboránes, Alejandros Sanzes, Juan Maganes, Antonios López, José Andréses Camachos o Pablos Milaneses, da igual el nombre y el entorno en el que se recauden sus derechos, han sido altamente perjudicados por sus acciones y ya estamos hartos de su fatídica y nefasta gestión, Sr. Acosta.

*Los Autores del PrimeTime, los de fondos musicales, los de conciertos en la noche o los de músicas de librerías. Todos estamos cansados de decirle que no lo queremos y que nunca lo hemos querido, ni necesitado.

*Sr. Acosta, no queremos luchas internas, ni tampoco externas en la calle, queremos silencio y gestión. Dejen ya los problemas laborales, Taquillazos Audiovisuales incluídos, y que sea unicamente la “ley” la que se pronuncie al respecto. Pero no traten de hacerse uds mismos jueces de lo que ocurre fuera.

*Preocupense de gestionar el futuro con la mayor diligencia, con el mayor rigor de protección y hagan que volvamos a sentirnos orgullosos de ser creadores. No jueguen a ser Dioses, por que no lo son y tampoco los escogimos para que lo sean.

*Sr José Luis Acosta, hágale un favor a los autores de todos los Colegios y dimita ya, con anterioridad a la próxima Asamblea.

*No existe ningún Colegio dentro de SGAE que en este momento apoye su continuidad, ni siquiera el suyo. “Simplemente dimita” . No tiene apoyos tampoco dentro del staff técnico, y lo sabe. Simplemente dimita ! eso es todo.

*No estamos dispuestos a seguir aguantando el linchamiento despiadado, que solo nos perjudica, y de qué manera.

*No estamos dispuestos a seguir perdiendo dinero y más dinero con su gestión y con cada movimiento que uds hacen. Recuerden que están jugando con nuestro dinero, y que sin duda, se les va a pedir responsabilidades de lo que hagan, y tarde o temprano uds tendrán que rendir cuentas ante nosotros y ante la ley. No lo olviden.

*Reivindicamos y exigimos a los directivos, escogidos en elecciones o técnicos de las Entidades de Gestión de nuestros Derechos, ya sean Exclusivos o de Simple Remuneración o Conexos, (SGAE y AIE) un respeto a nuestro trabajo y a nuestras personas como creadores únicos de los Derechos.

*No confundan la confianza depositada por los socios hacia uds. para que gestionen nuestros derechos, con un cheque en blanco con el que puedan hacer y deshacer a su forma, reformas insensatas que pongan en peligro nuestro patrimonio, la relación con los usuarios, la credibilidad, la unidad entre los compañeros y por consiguiente la recaudación y la supervivencia del derecho.

*La inútil gestión realizada por uds. desde hace ya cuatro largos e insufribles años no se puede prolongar. El socio ya se lo manifestó en las últimas dos Asambleas, y no va a estar ya dispuesto a aguantar difamación, argumentos vacíos y más promesas incumplidas, ni siquiera un segundo mas.

*Sr. José Luis Acosta, ya es hora de que dignamente (si eso es posible) dimita y abandone su sillón, y que la Junta Directiva, en un alarde de responsabilidad ya al límite, devuelva la presidencia al Colegio que año tras año trae y aporta a la Entidad la mayoría de los recursos que sustentan mas 500 puestos de trabajo. Trabajadores que merecen ser respetados, y merecen de una vez por todas, dormir con la tranquilidad de una estabilidad perdida por una gestión en una dirección incierta, y sin rumbo.

*Sr. Acosta, no se enfrente ud. con nosotros en la próxima Asamblea, simplemente aléjese y deje que sigamos nuestro camino. Esto no es una discrepancia entre autores, se trata de poner un salvavidas en donde uds han hecho aguas.

*Esto no es una lucha por el PrimeTime, ni por la programación nocturna en las Tvs. No es una lucha entre autores Audiovisuales o Músicos de Pequeño Derecho. Es una lucha por la dignidad autoral y por los Derechos, en donde se produzcan, por el cuidado de cualquier entorno y por la supervivencia de la Propiedad Intelectual. Por el respeto de los creadores, en el más amplio contexto.

*Sr. Acosta, no queremos perjudicar a ningún Colegio, ni a los Autorales, ni al Editorial. Llevamos muchos años juntos y podemos convivir muchos más, eso si, con la condición de que nuestros gestores no le den más valor a la opinión de Empresas Editoriales que a los creadores de las obras, como personas individuales generadoras del derecho. No les estamos sugiriendo, les estamos exigiendo.

*Sr. Acosta, no vamos a cejar en el empeño de conseguir que nuestros derechos sean gestionados con dignidad, y ud. no está incluido en estos planes. Simplemente curse su dimisión y deje que los Derechos de Propiedad Intelectual sigan su camino hacia el nuevo modelo, que ud. no está preparado para dirigir.

*No tenemos preferencia con el origen editorial, y siempre han de ser un instrumento que nos ayude a difundir nuestra obra, con contratos temporales de mutuo acuerdo, porcentajes lógicos y acordados con el autor de forma sana, natural y transparente.

*Se nos acaba el tiempo de poder reconducir estos graves problemas, y ya la paciencia hace muchos meses que se nos acabó.

Solo hacemos lo que nos parece más correcto y justo para los autores, artistas y en general, para todos los trabajadores de esta bella profesión. Estamos absolutamente desprotegidos, tenemos un Gobierno que nos ha dado la espalda, y una legislación obsoleta que solo beneficia a las grandes empresas y deshaucia al autor y artista como creador y como persona individual. Es una verdadera lástima que esto ocurra en un país, en donde tenemos una cultura tan diversa y una variedad tan envidiable en lo que se refiere a músicas, comparada con otros países. Esperemos que entre todos podamos cambiar esto al menos en parte, para que las generaciones venideras no se encuentren un panorama tan desolador, si quieren dedicar su vida a esta bella profesión.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

dos × dos =