La Asociación de Compositores y Autores de Música (ACAM) se rige por sus propios estatutos, que recogen la defensa de los intereses de los socios y, por tanto, de los derechos de autor, la propiedad intelectual y la gestión colectiva. La última modificación de estatutos fue aprobada en 2013.