CABALLERO BONALD, LEY PENSIONES

Como “absurda, injusta y destructiva de la cultura” define el poeta Antonio Gamoneda la ley de Pensiones que amordaza a los creadores mayores de 65 años. Y es que según esta normativa aprobada en 2013 o se cobra pensión o se cobran derechos de autor.  Es decir, que un autor tiene que renunciar a una de las dos cosas. Tanto Gamoneda como José Manuel Caballero Bonald, ambos premios Cervantes, han sido ya multados.

Gamoneda es solo uno de los muchos autores afectados por esta paradójica ley, que ha cortado las alas de la creatividad a José Manuel Caballero Bonald, Eduardo Mendoza o Javier Reverte.

La incongruencia es tal que, según esta reforma, Hacienda quiere que los autores jubilados sigan activos, realizando conferencias o impartiendo clases, con el objetivo de que sigan aportando impuestos a las arcas públicas; sin embargo, Empleo les obliga a dejar de cobrar su pensión si ingresan por esas actividades más que el salario mínimo interprofesional, o sea, más de 9.172,80 euros.

Tampoco podrán cobrar si ganan un premio por un libro o tendrán que renunciar a la pensión, según publica El Español. Aunque si se trata de un reconocimiento a toda una vida no se aplicará esta medida. O algo más absurdo aún. Si los autores reciben ingresos por tener pisos en alquiler o tiene acciones o inversiones de otro tipo, podrá recibir su pensión íntegra. Es decir, que se penaliza la actividad creativa.

Además, no es incompatible que los herederos de estos autores, es decir, quienes ostentan los derechos de autor de sus antepasados, sí pueden hacer compatibles pensión y beneficios autorales.

El pasado mes de noviembre, autores de entidades como SGAE, VEGAP, CEDRO, ACEE, FEMA, GEMA y AVED, entre otras, entregaron al Ministerio de Cultura un manifiesto para reivindicar su derecho a seguir creando tras la jubilación sin renunciar a la pensión.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

1 + 13 =