piratería digital derechos autores descargas ilegales

Las ventas de música en formato digital han superado ya a las del formato físico por primera vez España, situándose en 38 millones frente a 32,5, en el primer semestre de 2015. La escucha en streaming se lleva la palma, con unos ingresos que se han incrementado un 40 por ciento respecto al año pasado, lo que supone un 80 por ciento de los beneficios digitales.

Según un informe de Promusicae (Asociación de Productores de música de España), de enero a junio de este año, los ingresos del sector han pasado de ser de 63,6 millones de euros durante el primer semestre de 2014 a un total de 70,3 millones, es decir un incremento de casi un 11 por ciento.

La base de este incremento está en  la difusión del sistema de venta de música por streaming, que se confirma como “tabla de salvación para un sector que continúa sufriendo, entre la crisis global y el expolio de la piratería, un castigo durísimo desde el comienzo del siglo XXI”, asegura el informe. El streaming ha generado 38 millones de euros.

Sin embargo, en el primer semestre del año la venta de CD y vinilos se ha “desinflado” en un 4,9 por ciento y supone una facturación de 31,6 millones de euros, menos de la mitad de los ingresos del sector. También las descargas de canciones y álbumes completos a través de internet y dispositivos portátiles pasan de 7 a 6,8 millones de euros: un 3,7% menos.

Frente a estos datos, la opinión de muchos creadores que consideran que el streaming apenas deja ganancias a los autores y el reparto de la tarta que ha hecho aparecer nuevas plataformas como Tidal o Apple Music.

Es imposible averiguar cuánto ha recaudado SGAE para sus socios de estas cantidades. En cambio sí sabemos que en el mismo periodo del año pasado la industria ¨únicamente¨ generó en streming 32,5 millones. Pero SGAE recaudó por todo el año 2014, en ambos semestres, tan solo 2,28 millones de euros, lo que supone aproximadamente un 3% del total.

Según informa SGAE en su propio Informe de Gestión, ¨las dos primeras fuentes de ingresos fueron Spotify y YouTube¨.

Si echamos una mirada al reparto y vemos nuestras liquidaciones las cantidades que aparecen por este concepto son, si lo son, anecdóticas. Los derechos de autor de la mayor fuente de ingresos de la industria se liquidan en SGAE a precio de saldo. Desconocemos si los miembros del Colegio Editorial de SGAE están reclamando esas cantidades que se pierden en la industria. Aunque quizá su labor en SGAE al respecto se parezca más a la de aquellos que representan a la multinacional madre que parece sí estar recibiendo estas cantidades multimillonarias que generan los autores.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

diecisiete + Once =