JUNKER CE

La Comisión Europea ha ratificado el respaldo de la UE a la nueva directiva que regula los derechos de autor en internet. El pasado 26 de marzo ya lo hizo el Parlamento Europeo. Ahora el balón está en el tejado de los gobiernos de cada país que tendrán dos años para implementar estas medidas.

La reforma de la directiva aprobada ayer, que ha tenido un largo proceso hasta su aprobación, pretende adaptar las normas sobre derechos de autor al mundo actual, en el que los servicios de emisión de música en tiempo real, las plataformas de vídeo a la carta, los agregadores de noticias y las plataformas de contenidos cargados por los propios usuarios se han convertido en las principales vías de acceso a obras de creación y artículos de prensa.

La nueva directiva fue propuesta por la CE en septiembre de 2016 pero no ha sido hasta el pasado 26 de marzo cuando fue aprobada por el Parlamenteo Europeo, tras superar trabas que retrasaron el proceso, centradas sobre todo en dos artículos. La reforma moderniza las normas sobre derechos de autor de la UE, que se remontan a 2001, cuando no había medios sociales ni vídeos a la carta, ningún museo digitalizaba sus obras de arte y ningún profesor impartía clases en línea.

«Con el acuerdo de hoy, -declaró el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker, tras la votación-estamos adecuando las normas sobre derechos de autor a la era digital. Europa dispondrá a partir de ahora de normas claras que garantizan una remuneración justa a los creadores, unos derechos sólidos a los usuarios y la responsabilidad de las plataformas. La reforma de los derechos de autor es la pieza que falta para completar el mercado único digital europeo».

La nueva directiva impulsará el periodismo de calidad en la UE y ofrecerá mayor protección a los autores y artistas intérpretes o ejecutantes europeos. Los usuarios saldrán beneficiados de las nuevas normas, que les permitirán cargar legalmente en las plataformas contenidos protegidos por derechos de autor. Gozarán, además, de mayores salvaguardias en materia de libertad de expresión cuando suban vídeos con contenidos sometidos a derechos de autor, por ejemplo a través de memes o parodias.

Los estados miembros de la UE adoptaron también nuevas normas para que a los organismos de radiodifusión europeos les resulte más fácil poner a disposición del público determinados programas de sus servicios en línea en otros países.

Por otra parte, desde el 1 de abril de 2018, los europeos que compran o se abonan a películas, programas deportivos, música, libros digitales y juegos electrónicos en su Estado miembro de origen pueden acceder a esos mismos contenidos cuando viajan a otro país de la UE o residen temporalmente en él.

Los Estados miembros dispondrán de veinticuatro meses para incorporar la directiva a su legislación nacional, una vez que se publicque  en el Diario Oficial de lal Unión Europea.

Según encuestas efectuadas por la Comisión en 2016, el 57 % de los usuarios de internet accede a artículos de prensa a través de redes sociales, agregadores de información o motores de búsqueda. El 47 % lee extractos recopilados por esos sitios sin abrir siquiera el artículo. Idéntica tendencia se observa en la industria musical y cinematográfica: el 49 % de los usuarios de la UE accede a contenidos musicales o audiovisuales en línea, mientras que el 40 % de los usuarios de entre 15 y 24 años de edad ve televisión en línea al menos una vez a la semana. Desde entonces, esta tendencia se ha disparado.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

13 − seis =