copia privada

Los fabricantes y distribuidores de dispositivos digitales volverán a asumir el pago de compensación por copia privada, después de que el Congreso de los Diputados haya aprobado el Real Decreto del 3 de julio que incorporaba la modificación de los artículos 31 y 25 del textos refundido de la Ley de Propiedad Intelectual.

De esta manera, se recupera el modelo predominante en la Unión Europea y rectifica la normativa que el Gobierno aprobó en 2011 para que ese pago se hiciera con cargo a los presupuestos generales del Estado, rompiendo con el modelo que se aplicaba en nuestro país desde 1992. Este cambio legislativo responde a la sentencia de la UE, en la que declaraba esa imposición contraria a la legislación comunitaria, lo cual provocó a su vez que el pasado mes de noviembre, el Tribunal Supremo anulase el decreto aprobado por el PP.

Al reestablecerse el modelo anterior a 2011, serán los fabricantes, importadores y comercializadores de equipos y soportes materiales de los que se pueden realizar copia los que se conviertan en pagadores de esta compensación a favor de los autores y titulares de derechos a través de sus entidades de gestión.

También se mantiene el sistema de pago a través de las entidades de gestión colectiva. Estas tendrán que crear una ventanilla única para que los usuarios de los equipos y soportes sujetos a la compensación pueden declarar, además de la factuaciñón y el trámite de los reembolsos a los autores.

Serán las talbets, libros electrónicos y discos duros internos los que quedan sujetos al pago de compensación, pero los soportes que graban los dispositivos experimentan una bajada en las cantidades a pagar en el modelo anterior a 2011 y lejos de lo establecido en otros países como Francia, Alemania o Italia.

No obstante, tanto los soportes sujetos a la compensación como las cantidades se fijarán de forma definitiva por una Orden Ministerial, “un proceso que se antoja completo”, según SGAE. Serán varios ministerios, además del Consejo de Consumidores y Usuarios, la Comisión de Propiedad Intelectual, interesados y asociaciones que gestionan los derechos. También queda en el aire solucionar las cantidades pendientes de pago entre 2011 y la actualidad, época en la que se funcionó con el sistema ahora anulado.

“Esta es sin duda una buena noticia para los creadores y titulares de derechos ya que este sistema acreditó su eficacia y permitió hasta el año 2011 que percibieran, a través de sus entidades de gestión, una compensación razonable por los perjuicios ocasionados por la realización de copias de sus obras o prestaciiones en el ámbito privado”, asegura la SGAE en un comunicado.

No obstante, la Sociedad reconoce que no se han cumplido todas las expectativas que se habían planteado, por lo que “esta entidad trabajará para que tales aspectos del sistema se modifiquen en un futuro inmediado y permitan que la compensación se acerque a los niveles de los que gozan los autores de los distintos países de nuestro entorno europeo”.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

tres × cuatro =