JOSE GUIRAO MINISTRO

El Ministerio de Cultura ha cumplido sus amenazas y ha pedido a la Audiencia Nacional autorización para intervenir la SGAE. La Sociedad General de Autores y Editores ha alertado del riesgo de “paralizar” la entidad y ha manifestao de nuevo su disposición a colaborar con las autoridades. De llevarse a cabo, sería un caso sin precedentes en toda Europa.

El pasado viernes, el ministro de Cultura, José Guirao, envió la solicitud a la sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional, pidiendo la autorización para intervenir la SGAE “de forma temporal”.

Tal como recoge la Ser, el plazo inicial de intervención para el que se solicita permiso es de seis meses, ante una situación que el ministro ha calificado de “intolerable” y ha incidido en que los estatutos de la entidad deben cumplir con la ley. No obstante, matizó que el plazo podría ampliarse si es necesario para “ordenar” la SGAE.

Guirao solicita asimismo que se sustituya a los 35 socios que componen la Junta Directiva, que no hay que olvidar que fueron elegidos en votación democrática de los socios y que se trata de una entidad privada no pública.

En su lugar, el Ministerio planea formar una comisión gestora interina integrada por “expdertos”, según afirma el ministro en la cadena de radio. Encabezando este organismo colocaría al subsecretario del ministerio, la subdirectora general de Hacienda y un abogado especializado en derechos de autor.

Este nuevo organismo tendría como objetivo “regularizar el funcionamiento institucional de la entidad, clarificar su gestión e implantar cuantas medidas resulten necesarias para el cumplimiento de las obligaciones legales previstas en la normativa vigente en materia de propiedad intelectual”.

Cultura considera que la SGAE no ha cumplido con el apercibimiento que envío el 27 de septiembre para que se reformas en los estatutos de acuerdo a la Ley de Propiedad Intelectual. Esta reforma se llevó a votación de la asamblea general de la sociedad, con una mayoría del 58% de los votos favorables, pero que no fueron suficienttes al requerirse 2/3 de los sufragios para su aprobación.

La habilitación del voto electrónico y la no ratificación del reglamento de reparto de derechos en diciembre fueron otros de los puntos requeridos por el ministerio.
Compromiso obviado
La SGAE emitió ayer un comunicado tras conocer “por los medios de comunicavción” la decisión de interención del ministerio. En este escrito la sociedad recuerda que la nueva Junta Directiva, elegida el 26 de octubre pasado, ha trabajado “intensamente” para adaptar la entidad a la legalidad.

La sociedad hace hincapié en que hace dos semanas mandó un escrito de alegaciones a Cultura con un compromiso sobre los tres puntos antes mencionados. En este sentido, lamenta que el departamento que dirige Guirao “no haya tenido en cuenta ese firme compromiso y haya optado por judicializar aún más una entidad ya suficientemente judicializada. Esta petición de intervención tiene el riesgo de paralizar y debilitar una entidad que se enfrenta a grandes retos, a nivel nacional e internacional”.

El comunicado incide en el rechazo a la reforma de los estatutos, pese a que la mayoría de socios voto a favor, y que ya le informó de que se iba a proceder a realizar “los desarrollos reglamentarios” para que el voto electrónico pudiera implantarse en las próximas elecciones.

También recuerda en el texto que el reparto de derechos, tal como informó a Guirao, está pendiente de la decisión final de los tribunales de justicia, “toda vez que hay una sentencia pendiente de un recurso de apealción”.

Asimismo, la SGAE recuerda que la Asamblea General del pasado 27 de diciembre “aprobó la adecuación de las normas de reparto a la futura Ley de Propiedad Intelectual, que previsiblemente entrará en vigor esta semana, una vez sea definitivamente aprobada por el Congreso de los Diputados”.

Hay que recordar que el pasado día 8, el Ministerio ordenó paralizar los anticipos a los autores, un aspecto que recogen debidamente los estatuso de la SGAE.

Fotografía: Pool Moncloa / J. M. Cuadrado

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

17 + catorce =